Te despiertas un día de otoño y miras al cielo. Lo ves demasiado gris como para que alguien se atreva a volar, pero sabes que allá arriba hay pilotos jugándose el físico por llevar su pájaro a tierra.

Mientras vas tranquilamente caminando a tu universidad observas la pista de aterrizaje que está al lado de donde estudias. Ves la niebla a pie de pista y ves casi imposible que alguien consiga aterrizar ahí. Pero se hace.

Tu primera reacción cuando te dicen que allá abajo está el aeropuerto es decir en qué lugar, porque lo único que ves son nubes. Es entonces cuando entran en acción toda esa electrónica de la que han dotado a tu avión. Sin ella lo más probable es que acabaras a 50 millas del lugar, en tu aeropuerto alternativo.

El funcionamiento del ILS es relativamente sencillo. Si la pista dispone de él, tendrá una frecuencia en la que emita. Lo único que hay que hacer es sintonizarla en la radio de a bordo y la electrónica se encarga del resto.

Según el modelo del avión, se observan dos indicadores. Uno marca la senda de planeo y otro marca la alineación con la pista. La senda de planeo no es más que un indicador que muestra el régimen de descenso correcto que se debería llevar para que el tren de aterrizaje toque tierra en un punto (generalmente el primer tercio del total de la pista) en el que se permita frenar sin ningún tipo de problemas. Si la pista se viera, tendríamos a nuestra disposición el PAPI (Precision Approach Path Indicator); cuatro “luces” que se irán tornando blancas o rojas según estés en la senda de planeo correcta o no. Lo correcto sería ver dos blancas y dos rojas, pero como hay nubes, no verás nada así que no te molestes en buscarlo. Hablaré de él un día que tengamos nuestra pista despejada, así que calma. El indicador de alineación indica si estás a la derecha, izquierda o centrado respecto al punto de aterrizaje.

Con ambos indicadores ajustados justo en el centro en su rango de acción conseguiremos aterrizar sin ningún tipo de problemas, al menos no por uno derivado de nuestra torpeza a los mandos.

Un claro ejemplo de lo que he explicado lo tenemos en el siguiente video.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IpzPTF6DOdU[/youtube]