En el mediodía de ayer miércoles, en el aeropuerto madrileño de Barajas, un MD82 de la compañia española Spanair no conseguía completar la maniobra de despegue y se ha estrellado en un descampado causando la muerte de 153 personas y heridas a otras 19.

El suceso tuvo lugar sobre las 14.45 hora local. El vuelo JK5022, una aeronave con matrícula EC-HFP se estrellaba poco después de despegar del aeropuerto de Madrid – Barajas. Las causas del accidente están aún siendo investigadas. La caja negra, encargada de registrar datos de vuelo y de voz, fue encontrada momentos después del accidente y puesta a disposición de los investigadores. Previo al accidente, el avión se vio obligado a regresar al parking debido a una alarma de sobrecalentamiento, aunque no se ha hecho público si fue de uno de los motores o de algún sistema anexo a éste. El segundo intento de despegue fue definitivo. El motor izquierdo se ha incendiado (o explotado, según otras fuentes) y el avión se ha vuelto incontrolable. Se ha ido ladeando hacia la derecha hasta acabar estrellado contra unos descampados cercanos al aeropuerto.

Hasta ahora, se han identificado a 41 de las víctimas del accidente. De las 112 personas que faltan por identificar, 80 tendrán que ser identificadas mediante pruebas de ADN, mientras que los forenses tratarán de reconocer a 32 a través de las huellas dactilares. Se estima que dichas pruebas durarán al menos dos o tres días, hasta que se hayan obtenido los correspondientes resultados .

Ahora mismo, todo son especulaciones acerca de lo que realmente ha ocurrido. Aclarar todas estas dudas es función del grupo de investigación creado tras el accidente. Se trata de inspeccionar toda la zona en busca de posibles pruebas. Éstas pasan desde investigar entre los restos del aparato hasta la lectura de la caja negra, donde queda registrada cualquier conversación de la cabina además de todas las acciones que piloto y copiloto hayan realizado con los mandos del avión. Una de las principales incógnitas es el por qué del comportamiento del avión después de que el motor izquierdo fallara. Si un motor, por el motivo que sea, deja de funcionar, el avión virará hacia el lado del motor que ha fallado (en este caso, hacia la izquierda) ya que toda la potencia del otro motor te lanza en esa dirección. En este caso, eso no ha ocurrido y el avión ha caido hacia el lado derecho de la pista. El fallo de motor es una causa probable del accidente, si bien no será la única ya que cualquier aeronave de dos motores debe estar capacitada para volar con sólo uno de ellos.

Durante los próximos días se irán conociendo muchos más datos. Mantendré la web actualizada. Mientras tanto, dejo fotos del aparato en cuestión además de cómo ha quedado después del accidente.

MD82 accidentado

MD82 accidentado

MD82 accidentado