Dos aviones del ejército del aire austríaco interceptaron el pasado domingo un helicóptero que no respetó la prohibición de sobrevolar el espacio aéreo de Viena durante el encuentro Austria-Croacia disputado en el Ernst-Happel-Stadion de Viena.

El Ministerio de Defensa del país alpino informó que el aparato fue interceptado al norte de Wiener Neustadt, localidad distante 50 kilómetros de la capital, alrededor de las siete de la tarde, es decir, cuando comenzaba la segunda mitad del encuentro. El helicóptero fue inmediatamente escoltado hasta el aeródromo más cercano. Las autoridades no descartan retirar la licencia al piloto.

Para evitar riesgo de atentados, se ha prohibido sobrevolar a un radio de menos de 50 kilómetros de los estadios en los días de partido, desde dos horas antes de comenzar el mismo hasta una hora después de su conclusión. Para velar por el cumplimiento de esta normativa, dos cazas Eurofighters de última generación, dos aviones de hélices y dos helicópteros del ejército están permanentemente en situación de alerta.